En estos momentos eres...

17 de mayo de 2017

Pub liberal en Asturias


Hacía más de un año que no íbamos a ningún pub liberal, aunque lo habíamos comentado alguna vez, pero siempre nos surgía algo. Era verano y un jueves regresando de una playa nudista a la que siempre vamos, calientes ambos, me dijo Juan si íbamos el sábado al pub Noches de Gijón, yo lógicamente le dije que si. Como nos pasó otras veces, siempre nos surge algo y el viernes se nos chafaron los planes para el sábado, Juan al instante me propuso ir el viernes y yo le dije que si.

Sólo habíamos ido en un par de ocasiones un viernes, el ambiente es distinto ya que los viernes pueden entrar chicos solos pero a nosotros eso nos importaba poco, hablando después incluso dijimos que sería más morboso pues últimamente fantaseábamos mucho con estar yo sola con chicos, lo cual le encanta a Juan y desde luego que a mi también. Llegué el viernes por la tarde a casa y empecé a pensar qué ponerme, normalmente lo decido rápido pero ese día me costó más, hacía tanto tiempo que no íbamos a un pub que yo estaba super excitada, sentía la necesidad de exhibirme delante de la gente. Hacía calor yo desnuda en mi habitación con la cama llena de ropa, faldas, vestidos, tops … no había forma de decidir.  Le pongo un wasap a Juan y le pregunto dónde íbamos a cenar y finalizo…

Yo:  “no sé que ropa llevar al pub”
Juan: el jersey de pico que te traje de Río
Yo: Y abajo?
Juan: nada
Yo: Pero con eso no puedo salir a cenar a ningún sitio¡¡
Juan: Te pones un short o una mini y antes de entrar al pub te lo quitas en el coche.  

Juan me trajo en una ocasión un jersey negro de Brasil, era  tipo bámbula, muy fino,  tenía un escote en forma de pico casi hasta mi ombligo y bastante largo para ser un jersey pero no lo suficiente como para que fuera un vestido, me llegaba justo hasta el final de mis nalgas. Lo podía llevar sólo siempre que no me sentara en ningún sitio o me agachase.

Cogí el jersey y me lo puse sin sujetador, no podía ser de otra forma ya que se vería mucho. Me pongo un zapato que había en el suelo y me voy delante del espejo, efectivmente era super morboso y sexy. Cogí una silla y la puse delante del espejo, me siento y me encanta lo que puedo mostrar. Adjudicado pensé.

Me ducho y empiezo a vestirme, Juan todavía no había llegado. Jersey comentado, un short también negro que sólo se veía si me sentaba pues era corto y de pie lo tapaba el jersey en cuestión. Zapato de tacón verde para romper un poco y  una rebeca, pues con ese vestido se notaban perfectamente  nos pezones y no me atrevía a ir sin nada por encima, a eso de las 9 para Gijón a cenar.

Cenamos, nos pedimos una copa en el restaurante pues era pronto y todavía no habían abierto el pub. Salimos del restaurante y Juan me propone tomar una copa en un pub en la zona del puerto, pero sin short me dice ni chaqueta. Con lo cachondos que estábamos en ese momento ni me lo pensé, me fui entre dos coches me quité el short y lo guardé en mi bolso, lo mismo hice con la rebeca, y con el tanga:

Yo: Qué tal voy? Se me ve algo?
Juan: Nada, vas perfecta.
Yo: estoy excitadísima amor

Entramos a un pub que conocía Juan, de ambiente  muy tranquilo y de gente más bien mayor. Había poca gente, muy poca, tan solo dos parejas tomando algo, pedimos dos copas y ya pude ver como el camarero miraba para mi escote y comentaba con otra camarera, se notaban mis pezones y se veía parte de mis pechos. Nos separamos de la barra y le dije a Juan, "no iré enseñando mucho, mira que aquí en el norte la gente es muy cerrada," "estas perfecta" me respondió Juan. 

Nos fuimos para una zona donde había una parejita bailando, también se le veía al chico como comentaba con su chica, sin quitarme ojo. Me excitaba mucho la situación, fui al baño a mirarme al espejo, yo me veía bien pero tuve que ponerme el tanga para estar más agusto. Pellizqué un poco mis pezones y volví a salir.. En el fondo del pub seguía aquella pareja y Juan esperándome. Nada más llegar le dije a Juan "se notan mis pezones?" si amor me responde, mucho. Seguimos bailando y Juan de vez en cuando me besaba y me tocaba el culo subiéndome un poco el jersey para calentar el ambiente, la parejita veía perfectamente parte de mi culo, ellos bailaban separados a poco más de dos metros de distancia, y también se repartían carantoñas. Otro día hubiéramos seguido el juego pero la verdad es que ya nos apetecía ir al pub. 

Cogimos el coche y nos fuimos para el pub. Nada más sentarme en el coche, efectivamente, llevo mi mano a mi tanga y está super mojado, me lo quito y alucino de lo mojado que está, se lo enseño a Juan, se lo lleva a la nariz lo empieza a oler y se lo guarda en el bolsillo de la americana. De camino no puedo remediar abrirme de piernas e irme acariciando con mis dedos.

Llegamos al pub, mi corazón latía a mil, entramos y vemos a 3 chicos solos en la barra , separados, que se giran nada más abrir la puerta, y a dos parejas sentadas en los sofás. Todavía era pronto nos imaginamos. Los chicos suelen ir pronto porque si van muchos llega un momento en que no dejan entrar.

Nos fuimos para una esquina de la barra y allí pedimos las copas, desde allí me empecé a fijar en los chicos, había uno que me gustaba bastante, a pesar de ser jovencito,  el otro.. bueno y el tercero nada  Me llamó también la atención una de las parejas, él rondando los 55 años, muy moreno con pelo engominado y vestido con ropa muy de color de verano, ella de pelo super negro largo y rizado, muy morena con unos ojazos miel que llamaban la atención, los teníamos en un sofá muy cerca de la barra. Juan rápidamente me dijo “uff que morbo me da esta tia” él sabe que a mi me encantan los maduritos. Están genial los dos le respondí.

Mientras nos ponía las copas cogí y me fui hasta la zona del jacuzzi, al atravesar una cortina vi a un chico sudamericano y a dos chicas también latinas, una de ellas mulata y la otra blanca, la mulata era muy sexy, no llegaban a los 30 años, estaban sentados en unos pufs que hay al lado del jacuzzi.  En el jacuzzi había otro chico solo y dos parejas jugando entre sí . Regresé al bar y me senté en un taburete al lado de Juan, de espaldas al chico que me gustaba y de frente a la parejita madurita. Juan estaba sentado en otro taburete. Al sentarme el jersey se me subió  de tal forma que mi sexo quedaba completamente expuesto a las manos de Juan, el me miró y resopló. La chica llevaba un vestido de botones por delante,  desabrochados de forma que sus piernas brillantes y morenas quedaban completamente a la vista casi hasta donde terminan, al igual que su amplio escote. Las miradas se cruzaban continuamente, yo hablaba con Juan y movía mi taburete de forma pícara mirándoles cada 10 segundos, Juan puso una mano en mi muslo y me lo acariciaba muy cerca de mi sexo, eso hizo que él cogiera su copa para beber y podernos mirar tranquilamente, me gustaba la actitud de ambos, también muy provocadora, ella le besaba de vez en cuando y le sobaba la polla por encima del pantalón, él hacía lo mismo con sus muslos, las piernas de la chica se abrían cada vez que él la besaba. Al ver que ellos entraban al juego, Juan empezó a pasar su dedo por mi sexo, no pude remediar llevar mi mano a su muñeca, y detenerle o me corría allí mismo. 

Me levanté y fui al baño, al salir del baño vi que había entrado otra pareja. De camino pasé por delante del chico que me gustaba, me quedó mirando y yo le seguí unos segundos con la mirada. Era el único chico solo que quedaba en la barra, los otros dos habían entrado, de paso me fijé en la pareja que había entrado, muy jovencitos, no más de 22-23 años,  tenían pinta de ser de los que van a los pub liberales por no pagar un hotel, lo cual respeto al máximo. Llegué a donde estaba Juan y le dije si pasábamos a la zona del chill-out vete yendo me contestó, que yo pedí otra copa. Yo conozco a Juan, quería que entrara sola, le encanta llegar y verme a mi rollo. 


Entré de nuevo a la zona del chill-out y allí seguía el chico con las dos chicas charlando,  y el resto de la gente a lo suyo, excepto una pareja que estaba con un chico.  Yo fui para las taquillas, nada más entrar,  entró el chico guapete de la barra, la zona de taquillas es super pequeña, hasta tal punto que no entran más de 2 ó 3 personas. El chico me saludó con un "hola" y se empezó a desnudar, era rubio y llevaba un tatto grande en el hombro, yo parecía tonta buscando cosas en mi bolso fijándome en él, ¡¡ si estamos en un pub liberal¡¡ Además se dio la casualidad que le tocó una taquilla encima de la mía, así que nos íbamos estorbando mutuamente. Cuando ya casi estaba desnudo cogí y me quité el jersey, quedando completamente desnuda, tan solo con mis zapatos.  Ahí fue cuando me animé a hablarle.

Yo: Que es la primera vez que vienes?
Chico: Si, se nota mucho?
Yo: jajaj un poquito pero no te preocupes, todos pasamos por eso. Te han explicado como funciona esto no?
Chico: si, jajaja yo creo que ya lo he memorizado¡¡
Yo: Cómo te llamas?
Chico: Hugo
Yo: María encantada, 

Y nos dimos dos besos, el poniendo su mano en mi cintura. 

Parecía muy salado,

Salimos los dos charlando con la toalla en una  mano y la copa en la otra. Había un sofá libre solamente y ahí nos sentamos, pusimos la toalla sobre el sofá y nos sentamos, el chico lo observaba todo, comenzamos una conversación muy amena, yo contándole algunas experiencias de sexo y él siguiendo mi conversación con interés hasta que a nuestro lado, en uno de los sillones, empezó una pareja a liarse con un chico, fue con los gemidos de la chica que nos quedamos callados observando. La polla del chico enseguida se terminó de poner dura, fue ahí cuando lleve mi mano a su polla, el al instante me empezó a morrear, me abrí de piernas y empezó a acariciarme el sexo pero muy despacio y ambos observando el trío, con algún beso furtivo entre nosotros de vez en cuando. Le pedí que se pusiera de pie enfrente de mi para chuparle la polla y así lo hizo, le empecé a mamar la polla, me extrañaba que Juan no hubiera entrado todavía pero no le di la mayor importancia. Le estuve mamando la polla un ratito hasta que hizo ademán de correrse, y entonces le dije "es la hora de otra copa" Nos fuimos para la barra.

Allí estaba Juan hablando con la pareja de antes. Estaban los tres solos en la zona del bar, ya estaba todo el mundo dentro.   Le dije al chico que me pidiera un whisky y me quedé a saludar a la pareja. Me la presentó y me fui con el chico despidiéndome con un "después os veo". Puse la toalla encima de un taburete y me quedé hablando con el chico mirando a Juan y a la pareja de vez en cuando, Juan hacía lo mismo  así que aproveché para seguir morreandole .

Hugo: Y tu marido? no vais juntos?
Yo: Si, casi siempre, pero hoy cuadró así, después nos juntamos, jajaja. Tu no te cortes que a él le encante verme y observarme.

El chico remangó su toalla puso un pie en el apoya pies del taburete y con una mano rozaba mis muslos, le quité la toalla y empecé a sobarle la polla, abrí mis piernas para que pudiera acariciar mi sexo, los tres me podían ver perfectamente. En ese momento vi como el marido empezó a besar el cuello de la chica y decirle algo, la chica entonces ponía una  mano en el paquete de juan y le empezaba a besar. Ahora ya no les quitaba ojo, ellos podían ver perfectamente como el chico me masturbaba pues estábamos a menos de 2 metros. Juan no perdió el tiempo y se perdió con su mano le abrió las piernas y la metió en el sexo de ella. Me hubiera follado a Hugo allí mismo pero  la verdad que no suele ser habitual practicar sexo en la zona de la barra, aunque hemos visto y hecho de todo. Asi estuvimos unos minutos hasta que ...

Cogí a Hugo de la mano y nos fuimos para adentro, paré donde Juan, le di un morreo y les guiñé el ojo a la pareja de maduros. Nos fuimos para el jacuzzi, estaban dos parejas y tres chicos, un chico liado con una de las parejas y los otros dos chicos tocándose sus pollas. Puse a Hugo sentado en el borde del jacuzzi y empecé a chuparle la polla.  En el jacuzzi me gusta dejar mis piernas libres, y enseguida alguien empezó a jugar con sus pies con los míos, yo seguía chupándole la polla a Hugo. Los pies pasaron a ser unas manos que subían por mis muslos, eché un ojo hacia atrás y era uno de los chicos, volví a chupar y el siguió subiendo con sus manos hasta mi culo, al llegar sus dedos a mi sexo tuve que soltar la polla de Hugo y darme un respiro, solo fueron unos segundos enseguida seguí. El chico que me masturbaba ya lo hacia a buen ritmo, provocando que sacara la boca de la polla de Hugo de vez en cuando. Pude ver como Juan desde la parte de fuera del Jacuzzi me decía " ya está la zorra en su salsa¡¡ me di la vuelta y mientras Hugo  me sobaba las tetas el otro chico metió tres dedos en mi sexo y empezó a masturbarme a muy buen ritmo, en un minuto llegó mi primer orgasmo.. Me hubiera encantado subir con los dos a la zona de las camas pero era la hora de ir con mi marido. Hugo, no te prometo nada pero espero verte más tarde, tengo que irme con mi marido le dije. El pobre se quedó a cuadros pero soy así.

Juan y la pareja estaban sentados en la zona chill-out, sólo estaban ya el chico y las otras dos chicas sudamericanas, una de ellas de vez en cuando se levantaba y bailaba al lado de ellos. Juan y la pareja estaban en un sofá de dos plazas y juan muy pegado a la chica en un puf. A pesar de haber sitios libres, dejé la toalla encima de un puf y  me senté en las piernas de Juan. me cogió por la cintura y me dijo que me sentara con Domingo que llevaba toda la noche esperándome. Se llamaban Sonia y Domingo. Sonia tenía su toalla alrededor de su cintura y las tetas al aire. Tenía unas tetas más bien grandes pero lo que más me llamaba la atención era su cadera y sus piernas. Le hice caso a Juan y me senté encima de la polla de Domingo pero con las dos piernas colgando de las suyas.  Nada más sentarme Domingo me giró hacia él y me empezó a morrear, si que tenía ganas de mi. Me giré subida en sus piernas y su polla empezó a rozar mi sexo. Yo estuve comiéndole la boca a Domingo y sobándome el sexo un rato, hasta que él no aguantó más y se levantó, se apretó su glande para no correrse, casi¡¡ Juan le dijo entonces a Domingo de ir a por otra copa a la barra, allí nos quedamos Sonia y yo charlando juntas en el sofá.

Sonia: Sois la caña¡¡
Yo: Por?
Sonia: al principio cuando vi que te ibas con el chico aluciné pero uff que morbo me dio.
Yo: A que mola ¡
Sonia: Juan estaba excitadísimo pensando en todo momento lo que estarías haciendo.
Yo:Si, lo sé, llevamos tiempo en esto y nos conocemos bastante bien, por esto lo hago.
Sonia: me dijo Juan que te gustaban maduros, le preguntamos porque nos pareces muy joven.

(ahí supe sus edades, Sonia 51 y Domingo 58)

Yo: Me encantan y tu marido es el prototipo de madurito que me pone mucho.
Sonia: Nos encanta que sea así.
Yo: Y vosotros tenéis mucha experiencia? (la pregunta típica)
Sonia: Bueno, hemos estado con alguna pareja pero sobre todo chicos.
Yo: a mi ultimamente me atrae también estar con chicos, aunque lo que más nos gusta es estar en plan orgía.
Sonia: Nosotros orgía nunca
Sonia: yo creo que no ha coincidido tampoco, ya sabes que cuando una se pone, se pone.
Yo: Y chicas solas? o no eres bisex?
Sonia: Solo tuve una experiencia.
Yo: te gustó?
Sonia: Si, no estuvo mal. Tu eres bisex?
Yo: Yo soy de todo, jajajaj es broma. Si, me encantan las chicas también. Pero más los chicos lo reconozco.
Sonia: Como a mi, me encantan los trios con chicos


Y ahí quedó la cosa.

Los chicos se entretenían así que fuimos subiendo nosotras para la zona de las camas. Allí había una pareja con un chico, después otras dos parejas a lo suyo y al final la parejita joven. Nosotras fuimos entre la parejita joven y otra pareja que era donde había sitio. Pusimos las toallas en el tatami y nos sentamos. Nos quedamos mirando a las parejitas ,enseguida subieron Juan y Domingo.

Juan nada más llegar me ofreció su polla en mi boca, que yo acepté gustosamente, cogió la cabeza de Sonia y se la acercó a su polla, yo entonces la empecé a besar a ella con la polla de Juan en medio. Domingo me separó las piernas y metiéndose entre las piernas de Juan me empezó a chupar el sexo,  nos fuimos intercambiando posiciones hasta que Domingo y yo  nos quedamos de rodillas uno enfrente del otro morreando, él me masturbaba y yo sobaba su polla, me ponía malísima ver la cara de guarro que ponía, cogió mi polla y la puso de forma que me rozaba mi sexo como antes,  y hacía como que me estaba follando, le pedí que se pusieran un condón y me follase, y así lo hizo, me puse a cuatro patas con mi cabeza muy cerca de Juan y Sonia, ellos ya estaban follando. Mientras Domingo me follaba me besaba con Sonia, sus labios, su cuello, bajé a sus tetas para chuparle sus pezones, me encantaba ver a Juan tan cerca de mi empujándola con su polla. El cabrón de Domingo me daba fuertes embestidas lo que hacía que me fuera contra ellos, apoyé mi cabeza en el estomago de Sonia mientras Domingo me follaba a placer, con su dedo mojado acariciaba mi ano hasta que lo dilató y metió su dedo, enseguida tuve un orgasmo. Me separé un poco de ellos y me puse boca arriba, él me la volvió a meter me levantó las piernas hasta sus hombros y se empezó a mover dándome golpes alternos, al darme golpes yo me iba moviendo en sentido contrario a Juan y Sonia, tal es así que acabé pegada a una pareja sin darme cuenta, les miré, ella le estaba cabalgando, yo volví a mirar a Domingo pero una mano acariciaba mi brazo, eso me da mucho morbo, el chico de la pareja me estaba rozando con sus manos, después llegó a mi pezon y lo empezó a masajear, yo no miraba sólo miraba a Domingo y a Juan que ya tenía a Sonia a cuatro patas. Con los gemidos ensordecedores de Sonia llegué a mi segundo orgasmo y Domingo a correrse encima de mis tetas, Juan al verme hizo lo propio con Sonia pero este se la enchufó en su boca y ella se lo trago todo gustosamente. Yo estaba tan cachonda que al verla me abalancé sobre ella y le empecé a chupar el sexo, ella se giró de tal forma que llegó también a mi sexo y empezamos a hacernos un 69 divino. Con la lefa de Domingo nuestros cuerpos resbalaban, Sonia hacía magia con su lengua, y yo trataba de hacer lo mismo, localicé bien su clítoris y pegando con fuerza mi boca en su sexo empecé a acariciar su clitoris con mi lengua con movimientos circulares, llegó a correrse...

Estaba muy sofocada y llena de leche , bajé a darme una ducha,. y ellos vinieron detrás. Yo entré con Sonia a ducharme...

Mientras ellos se vestían pues ya era tarde para ellos, salimos a la barra, allí quedaba solamente el pobre de Hugo, fuimos a hablar con él y estuvimos charlando, salieron Domingo y Sonia , nos cambiamos los teléfonos y se fueron. Pedimos una copa a medias y después de unos minutos invitamos a entrar con nosotros a Hugo hasta la zona ccill-out Allí seguían las dos chicas y el chico sudamericanos completamente desnudos, de vez en cuando las chicas se levantaban y bailaban para el chico, se rozaban, se besaban.. era muy excitante, miraban para nosotros, ponían una sonrisa y seguían bailando.   Ya no quedaba nadie, nosotros tres  y ellos tres.

Nosotros seguimos a lo nuestro, cogí las dos pollas y las empecé a sobar, allí al lado de ellos, Juan a los pocos segundos apartó mi mano para que me dedicara solamente a Hugo, de momento, era lo que le ponía y así lo hice. Estuvimos sobándonos un buen rato hasta que Juan sacó el condón y se lo mandó poner a Hugo, me apoyé como pude en las piernas de Juan  y Hugo me empezó a follar, Juan me agarraba fuerte de las muñecas lo cual me ponía mucho más, y sobre todo ver como nos miraban los otros tres, por fin vimos como el chico se separó de la mesa y ofreció su polla a las chicas, las dos la mamaban compartiendo sus bocas, pero tanta excitación a Hugo le pudo y enseguida se corrió, el pobre se quedó incluso hasta cortado pues se fue al baño. Le pedí a Juan que me terminara de follar y así lo hizo, me agarró por detrás y me empezó a follar con brusquedad, nuestras miradas seguían enfocadas a los tres, enseguida nos corrimos los dos, me llenó mi sexo de leche caliente..  nos sentamos y nos quedamos a terminar la copa y a ver el espectáculo.

Despedimos a Hugo que ser marchó, y a continuación lo hicimos nosotros...


5 comentarios:

  1. GRACIAS POR VOLVER.... DELICIOSO HACES MI DIA...SIEMPRE ME CORRO POR TU CULPA.. METIDO EN CADA LETRA.. SENTIR TU EXCITACION. OJALA CUANDO VUELVA POR EL NORTE...OMG.
    BESOS MARIA

    ResponderEliminar
  2. Y ESPERANDO VER ALGUNA VEZ... ESOS LOOKS QUE TAN BIEN DESCRIBES Y TAN CACHONDO ME PONE... COMO EL QUE DICES USAR PARA CALENTAR Y FOLLAR EN ESTE RELATO... PUES SIEMPRE IMAGINO... POSAS PARA MI... Y LUEGO... UF!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre es un placer saber que disfrutas con mis experiencias..

      Eliminar
  3. Cuando voy a poder follarte!!! Me acuerdo casi todos los dias de ti me excitan muchisimo tus relatos y me encantaria ponerte cara!!

    ResponderEliminar